La controversia de los sexos: identidad, diferencia, igualdad y libertad

Geneviève Fraisse | La controversia de los sexos: identidad, diferencia, igualdad y libertad

En 1949, Simone de Beauvoir tenía un a priori, criticado por ella misma más tarde, el de representarse la historia del feminismo como la de una querella, repetida y repetitiva.
«Cuando uno se querella, no se razona bien», escribe como apertura del Deuxième Sexe. Sin embargo la querella es un asunto de razonamiento, de palabras y de argumentos, de pensamientos y de verbos. La querella no es un soliloquio, es un intercambio, tiene un interlocutor.
Concedamos, pues, a Simone de Beauvoir, la equivocación, con afecto. Tanto las mujeres como los hombres, se querellan con el otro sexo; y el feminismo participa de esta vasta querella; y la querella del feminismo, de la que todo el mundo conoce bien la pasión, revela siempre una argumentación cerrada.

Descargar aquí