Genero: femenino. Un ensayo autobiografico

Florence Thomas | Genero: femenino. Un ensayo autobiografico

Soy francesa. Escribo en español. Mi lengua materna es el francés y fue mi único idioma hasta que cumplí 24 años. Hoy sueño, pienso y escribo en español.

Hace 35 años, cuando llegué a Colombia, escasamente sabía decir «sí» y «no» en español. Llegué por amor, por amor a un colombiano, y como es bien sabido, éste es el mejor motivo que existe para aprender un idioma, porque permite adentrarse en él desde el cuerpo, la piel, las caricias, la lengua, y sus palabras más dulces. (… )

Algo más tarde, trabajando como docente en la Universidad Nacional de Colombia, continué mi iniciación en el español por medio de una extraña mezcla de palabras propias del saber psico-sociológico (… ) y de un vocabulario político específico de los años setenta y ochenta del campus universitario. Conocí los vocablos «Juco», «Moir» y «mamerto» antes de conocer palabras como «escoba» o «níspero»… (… )

Soy francesa y nadie lo duda, pues el acento —esa particular imposibilidad de pronunciar las eres que me obliga a decirles aves a los pájaros y automóviles a los carros— no me ha abandonado. Me gusta que así sea, (… ) es mi manera de asumir mis dos mundos —esas dos patrias que poco a poco se volvieron—, de no olvidar mi infancia, mi memoria de olores, de estaciones, de mares fríos —soy normanda—, mi memoria blanca de nieves y de croissants chauds los domingos.

Soy francesa, pero casi nunca escribo en francés. Pienso, sueño, me enamoro y escribo en español.

La palabra «mujer» ya no puede ser femme; la palabra «hombre» ya no puede ser homme. Pero las palabras «amor» y amour afortunadamente siguen casi confundidas. (… )

Descargar aquí 

¿Te interesa apoyarnos? ¡Ahora puedes ayudarnos con tu tarjeta de débito o crédito en Patreon!